El cajón, 2017

Caja de madera y pigmento ocre

12 x 39 x 36 cm

El origen de El cajón se encuentra en la configuración de una imagen desde la memoria. Así pues, el objeto funciona como contenedor del color, la luz y la materia por ese pigmento que responde al símbolo de aquellos territorios áridos inundados de luz que extraigo de la imagen y el recuerdo de mi tierra natal. De esta forma, el cajón, que posee los códigos de interior y de hogar, sitúa la pieza entre la cotidianidad y el recuerdo. El cajón es una obra de carácter poético construida a partir de la pretensión de eliminar la narrativa común del objeto, es decir, en vez de ocultar el contenido es mostrado sin tapaduras para crear nuevas lecturas.