Ensayo arqueológico, 2017

Terrazo

280 x 60 cm

Ensayo arqueológico es el resultado de la extracción de escombros y/o yacimientos urbanos de un contenedor de obra. Tanto los procesos de excavación, como el tratamiento posterior de las anteriores porciones de suelo, remiten a las mismas prácticas y disciplinas arqueológicas. Así pues, al hacer un estudio de los registros y rastros de lo que fue un espacio privado se crean, así, otros nuevos posibles.

A través de esta pieza, pretendo poner a colación al espectador como propia escultura, situándolo en un entorno donde habitar y/o transitar, con el fin de poder desligarse de toda tradición o hábito heredado. Por ello, esta obra-dispositivo solo se activa si la introspección e intervención del público es real, mucho más allá de la mera ejecución física.

Así pues, Ensayo arqueológico, creada a partir de la apropiación de superficies y territorios urbanos y privados, manifiesta un desnivel, debido a los restos de cemento aún adheridos al terrazo, y cuyas características se asemejan a los accidentes geográficos propios de un territorio.